La Consejería de Política Territorial, Sostenibilidad y Seguridad elaborará los Planes Rectores de Uso y Gestión de los cuatro parques nacionales de Canarias

16/12/2016. La Consejería de Política Territorial, Sostenibilidad y Seguridad del Gobierno de Canarias, que dirige Nieves Lady Barreto, ha puesto en marcha la redacción de los Planes Rectores de Uso y Gestión de cada uno de los cuatro parques nacionales de las Islas y de las Directrices Generales de Gestión de la Red Canaria de Parques Nacionales.

Estos planes, que se elaborarán a través de la Viceconsejería de Medio Ambiente, vendrán a sustituir a los actuales, alguno de los cuales tiene ya una vigencia de 30 años, como el PRUG del Parque Nacional de Garajonay, aprobado en 1986. Le sigue Timanfaya, con un Plan de 1990; el del Teide, aprobado en 2002, y el de La Caldera de Taburiente, que data del año 2005.

Estos documentos son las herramientas técnicas que articulan las directrices de gestión y conservación de un parque, ya que fijan, entre otras cosas, la zonificación y las normas generales para la conservación, el uso público y la investigación.

“Es necesario abordar la revisión de los Planes Rectores de Uso y Gestión de los parques nacionales para adaptarlos a los cambios normativos producidos durante estos años, preservando el nivel de protección y de conservación de los mismos”, indicó Nieves Lady Barreto.

Política Territorial contará para la elaboración de los nuevos planes con las aportaciones de expertos en materia de planificación de espacios protegidos, de los gestores de los cuatro parques nacionales canarios y de representantes de las administraciones públicas afectadas.

“Además de las aportaciones de los expertos en esta materia”, avanzó la Consejera, “propiciaremos encuentros y debates con ciudadanos y agentes sociales de cada una de la islas donde se ubican los parques”.

 

El Plan Rector de Uso y Gestión del P.N. de Garajonay

El PRUG actualmente vigente del Parque Nacional de Garajonay fue aprobado mediante el Real Decreto 1531/1986 de 30 de mayo, por el que se aprueba el Plan Rector de Uso y Gestión del Parque Nacional de Garajonay. Desde entonces, muchos cambios han aparecido en la legislación: ordenación territorial, impacto ambiental, actividades turísticas, directivas europeas, etc. Mención especial merecen los cambios en los órganos de gestión de los parques nacionales canarios, primero con la creación de la Comisión Mixta de gestión, posteriormente con las transferencias a la Comunidad Autónoma de Canarias y finalmente con las delegación de competencias a los Cabildos Insulares.

En todo este tiempo el Parque Nacional de Garajonay ha puesto en marcha la elaboración de un nuevo Plan Rector en dos ocasiones, en 2004 y en 2012. El trabajo de evaluación de los resultados alcanzados, cumplimiento de objetivos del Plan, análisis de amenazas reales y potenciales, etc. que se hizo en ambas ocasiones, así como la elaboración de diversos planes sectoriales (Programa de Recuperación de Especies Amenazadas, Plan de Uso Público, Programa de Seguimiento Ecológico, Plan de Restauración de Áreas Degradadas y Plan de Recuperación de Zonas Afectadas por el Incendio de 2012), ha permitido a los gestores del Parque establecer durante estos 30 años directrices de gestión adaptadas a la realidad de cada momento, aunque los correspondientes documentos no hayan sido finalmente sometidos al trámite de aprobación parlamentaria correspondiente. 

Ahora, una vez creada la Red Canaria de Parques Nacionales (en el año 2011 y su posterior modificación en 2014), con la nueva Ley de Parques Nacionales aprobada en 2014 y con la reciente aprobación en noviembre de este mismo año del Plan Director de la Red de Parques Nacionales de España, se afronta la renovación del PRUG de los cuatro parques canarios acompañada de las Directrices Generales de gestión de la Red, una acción que, sin duda, no podía esperar más tiempo a ser tomada.

Información adicional