La recogida selectiva de residuos al fin es una realidad en toda la isla de La Gomera.

IMG 20190319 WA000421/03/2019. La recogida selectiva de residuos de envases y de papel-cartón en toda la isla ha sido posiblemente la más grave de las debilidades de la isla respecto a ser considerada un destino sostenible, tal y como se ha manifestado en los sucesivos informes de la Comisión de Evaluación de la CETS, y una vieja demanda de los clientes de los establecimiento turísticos, a quienes había que explicar esta situación, lo que suponía exponer nuestras mayores contradicciones. Mientras que los contenedores de vidrio se encontraban distribuidos por toda la isla desde hace dos décadas, los envases y el papel-cartón sólo se recogían de manera selectiva, en San Sebastián y Valle Gran Rey. Que a estas alturas del siglo XXI, cuando en todos los medios se está hablando de la implantación de los sistemas de devolución/retorno de envases en supermercados o de eliminar para siempre los plásticos de un solo uso, en nuestra pequeña isla, parte de los ciudadanos se vieran obligados a ver como sus latas, tetrabriks o botellas de plástico, iban a parar a un vertedero, no era comprensible ni admisible.

El papel de la CETS

El informe del Comité de Evaluación de Europarc que dio el visto bueno a la candidatura de la isla de La Gomera a convertirse en un destino avalado con la Carta Europea de Turismo Sostenible en el año 2008, decía así: “Gestión de residuos y energías renovables. Tanto la situación actual de la isla, como la estrategia actual de la Carta son muy pasivas con respecto a estos dos temas. No existe una promoción activa clara de ninguna de estas cuestiones. [...]. Éste es probablemente uno de los ámbitos que demuestran la falta de una tradición de cooperación mutua y de coordinación en la isla, y el trabajo que queda por hacer en estos aspectos. [...].”

Esta alusión a los residuos y a la Carta no podía caer en saco roto, así que siguiendo el “mandato” del auditor, se llevó a la sesión de lo que por aquel entonces era la Comisión de Seguimiento, en julio de 2009, en la que se acordó remitir, desde la Oficina Técnica, un fax a todos los Alcaldes de la isla, al Presidente y al Consejero de Medio Ambiente del Cabildo Insular de La Gomera, una “Propuesta para la insularización del servicio de recogida selectiva de residuos en La Gomera”, elaborada por el Ayuntamiento de Valle Gran Rey.

A partir de ese momento, el Cabildo Insular tomó la iniciativa y convocó una reunión con todos los Ayuntamientos para empezar a abordar conjuntamente la propuesta de insularización. En la Comisión de Seguimiento celebrada en diciembre de 2009, el Cabildo informó que a principios del 2010 se podría poner en marcha el servicio. No obstante, este hecho no se produjo, y quince meses más tarde, en la Comisión de Seguimiento del 15 de marzo de 2011, se puso de manifiesto abiertamente que el proceso se había estancado durante todo ese tiempo, a pesar de que hubieron contactos y reuniones para retomar el tema, y se hicieron gestiones para avanzar por parte del Cabildo Insular (solicitud de ofertas a empresas gestoras de residuos, preparación de la adhesión a los convenios marco con el SIG Ecoembes, gestiones con la Consejera de Medio Ambiente del Gobierno de Canarias, etc.). Así que se concluyó que había que seguir trabajando en el tema para intentar tener implantada una solución cuanto antes. No obstante, inmediatamente el proceso se vio interrumpido por el proceso electoral que culminó en mayo de 2011, y que ocasionó cambios en los equipos de gobierno en las administraciones locales e insular.

En la Comisión de Seguimiento de noviembre de 2011 se vuelven a poner de manifiesto los retrasos y la falta de acuerdo entre las administraciones sobre el reparto de competencias, las cargas económicas y la fórmula para insularizar el servicio de recogida selectiva de residuos, así como una serie de dificultades de tipo económico y técnico. No obstante, se vuelve a anunciar por el Cabildo que “hay una empresa que está haciendo un estudio en profundidad para salvar el problema del presupuesto. En poco tiempo tendremos la recogida”. Se ve la urgencia de encontrar una solución satisfactoria y viable, a escasamente un año de finalizar el periodo de ejecución del primer Plan de Acción de la Carta (2008-2012), ante el riesgo de que no se pueda renovar la CETS. Casi un año después, en la Comisión de noviembre de 2012, ante los nulos avances, se acuerda convocar urgentemente una Comisión de Seguimiento monográfica sobre este asunto para tratar de desbloquearlo. En particular, el objetivo era determinar las barreras que están impidiendo la implantación de una recogida selectiva de las fracciones de envases ligeros y papel/cartón en toda la isla, y proponer soluciones a este problema.

La Comisión de Seguimiento monográfica se reunió apenas un mes después, en diciembre de 2012. En ella se hizo una exposición de los antecedentes y la evolución del tema de residuos en el marco de la CETS. Por otra parte, el Cabildo explicó los pormenores e hitos del proceso de trabajo desarrollado hasta el momento por las administraciones, reflejando la complejidad que subyace a la búsqueda de una solución satisfactoria para todas las partes (el Cabildo y los seis Ayuntamientos). A continuación tomaron la palabra los representantes de los Ayuntamientos para exponer sus puntos de vista y se generó un interesante debate del cual se dedujo que hay una serie de barreras que están dificultando el avance hacia una solución compartida y satisfactoria: situación de monopolio en cuanto a empresas que pueden prestar el servicio, modelo de gestión más conveniente (traspaso de competencias al Cabildo o mancomunidad de servicios entre los municipios), aumento de los costes para los ayuntamientos, ajustes de personal, tarifas del Complejo Medioambiental, etc. Con todo lo anterior, se acordó que el Cabildo Insular organizase una nueva reunión con los alcaldes y unas jornadas, a principios de 2013, para debatir propuestas concretas de gestión y seguir avanzando en la búsqueda de una solución viable y satisfactoria para todas las partes. Las jornadas, tituladas Gestión de residuos: de problema a oportunidad, tuvieron lugar en abril de 2013, y se trataron tanto los aspectos jurídicos como económicos de la gestión de residuos.

En el año 2012 la isla de La Gomera había sido declarada Reserva Mundial de La Biosfera por la UNESCO, con un Plan Estratégico donde también se señalaba este grave déficit, y que incluía, dentro de sus resultados esperados la “reducción de la cantidad de residuos y aumento de la reutilización y el reciclaje”, algo que se habría de lograr a través de una serie de actuaciones, entre ellas “implantar y mejorar la recogida selectiva”.

A todas estas, la aprobación de la Ley 27/2013, de 27 de diciembre, de racionalización y sostenibilidad de la Administración Local, supuso un nuevo inconveniente, pues durante algún tiempo existieron dudas en cuanto a qué administración era competente en la gestión de residuos en los municipios de menos de cinco mil habitantes.

En el año 2014, con la primera renovación de la acreditación CETS, el informe del auditor decía, respecto a la gestión de residuos, “Resulta contradictorio que con la imagen de turismo sostenible y de naturaleza que La Gomera intenta proyectar, este tema no se haya resuelto. Es uno de los problemas más básicos y comunes relacionados con la implantación de las políticas y prácticas sostenibles.”

Durante los años transcurridos entre 2014 y 2017, se trató de alcanzar un acuerdo entre administraciones (Cabildo y ayuntamientos). Se realizaron estudios económicos de la recogida selectiva, así como de caracterización de residuos procedentes de bolsa de todo en uno y de caracterización de envases ligeros. Además, se inició el proceso de redacción del Plan Territorial Especial de Ordenación de Residuos de La Gomera (PTEORG). Durante la celebración del VIII Foro de Turismo Sostenible de La Gomera, en febrero de 2016, se anunciaba por parte del Consejero de Desarrollo del Territorio del Cabildo Insular, la próxima resolución del problema de la recogida selectiva. Un año después, el 15 de febrero de 2017, en el XII Foro de Turismo Sostenible de La Gomera, el Cabildo informaba que las dificultades que seguían obstaculizando la puesta en marcha de la recogida selectiva, estaban relacionadas con la delegación de competencias y la actualización del apartado económico.

La implantación definitiva

Finalmente, entre 2017 y 2019 desde el Cabildo Insular y los ayuntamientos se han dado los pasos necesarios para la prestación de este servicio, habiéndose formalizado el contrato con la empresa Urbaser en enero de 2019, para los próximos dos años. Se distribuirán los contenedores de cada tipo (papel-cartón y envases), además de una prestación adicional de la recogida de cartón puerta a puerta en los municipios de San Sebastián de La Gomera y Valle Gran Rey, debido al volumen comercial de estas localidades.

Destacamos los diferentes hitos que marcan los pasos del proceso a través de los siguientes enlaces:

El futuro inmediato

En la última Estrategia de la Carta Europea de Turismo Sostenible 2018-2022, que ahora mismo está en marcha, se persigue además de implantar la recogida selectiva de residuos en toda la isla, mejorar la gestión que se hace de las diferentes fracciones de residuos (residuos de demolición y construcción, amiantos, fracción vegetal, restos orgánicos, etc.), cuestiones que a partir de ahora será prioritario impulsar.

En este sentido, hay que destacar que la próxima aprobación del nuevo Plan Insular de Residuos de Canarias (PIRCAN (Decreto 161/2001, de 30 de julio, por el que se aprueba el Plan Integral de Residuos de Canarias), cuya elaboración corresponde al Gobierno de Canarias, a través de la Consejería de Política Territorial, Sostenibilidad y Seguridad, y del mencionado PTEORG, establecerá el marco legal de gestión de residuos a partir de 2020, en el que se deberá dar cumplimiento a las obligaciones marcadas por la Unión Europea.

Información adicional

http://comprar-ed.com http://espfarmacia.com